Test de Evaluación

En Centro de Desarollo Infantil contamos con distintos Test de Evaluación, aplicados por nuestros profesionales, los cuales se encuentran certificados y capacitados para una correcta aplicación.

La escala ADOS es una evaluación estandarizada y semi-estructurada de lacomunicaciónla interacción social y el juego o el uso imaginativo de materialespara sujetos con sospecha de trastornos de espectro autista.

El ADOS consta de un conjunto de actividades, que proporcionan contextos estandarizados, donde el evaluador puede observar o no la presencia de ciertos comportamientos sociales y de la comunicación relevantes para el diagnóstico de los TEA.

Estructurado en cuatro módulos, cada sujeto es evaluado sólo con el módulo adecuado a su edad y nivel de comunicación verbal. El ADOS se puede aplicar a sujetos de muy diferentes edades (desde niños a adultos), niveles de desarrollo y comunicación verbal (desde aquellos sin habla a aquellos con un habla fluida).

El ADI-R es una entrevista clínica que permite una evaluación profunda de sujetos con sospechas de autismo o algún Trastorno del Espectro Autista (TEA). Se centra en las conductas que se dan raramente en las personas no afectadas. Por ello, el instrumento no ofrece escalas convencionales ni tiene sentido usar baremos.

Ha demostrado ser muy útil en el diagnóstico y en el diseño de planes educativos y de tratamiento.

El entrevistador explora tres grandes áreas (lenguaje/comunicación, interacciones sociales recíprocas yconductas e intereses restringidos, repetitivos y estereotipados) a través de 93 preguntas que se le hacen al progenitor o cuidador. La información recogida se codifica y se traslada a unos sencillos y útiles algoritmos que orientan el diagnóstico y la evaluación de la situación actual.

El Test de Aprendizaje y Desarrollo Infantil -TADI- es un instrumento que evalúa el desarrollo del aprendizaje de niños de 3 meses a 6 años

 

“El TADI permite evaluar el desarrollo y aprendizaje que alcanza un niño o niña, en relación a la población chilena de esa edad.  Es decir, si su desempeño es mejor, igual o peor que el que logra el promedio de niños chilenos de esa edad”.

La escala Bayley es un instrumento de evaluación del desarrollo mental y psicomotor en la edad temprana. Se aplica individualmente durante un tiempo aproximado de 45 minutos a sujetos con una edad comprendida entre un mes y dos años y 6 meses cronológicos.

Los aspectos que evalúa son tres: mental, psicomotricidad y registro comportamental.

  • Mental: Analiza aspectos relacionados con el desarrollo cognitivo y la capacidad de comunicación.
  • Psicomotricidad: proporciona una medida del grado de control del cuerpo, de la coordinación de los músculos grandes y de la habilidad manipulativa de manos y dedos.
  • Registro comportamental: analiza la naturaleza de las orientaciones sociales y objetivos hacia el entorno.

El test de WISC es una prueba estandarizada, diseñada para llevarla a cabo entre la población infantil y los adolescentes, que sirve para medir la inteligencia global, ya que ofrece una visión general de la inteligencia del evaluado a partir de varias pruebas diferentes. Quizás se trate de la más conocida y utilizada, ya que proporciona el famoso índice conocido como coeficiente de inteligencia. Para que la realización de esta prueba sea de utilidad, el pequeño que la realice debe tener entre seis y 16 años, ambos incluidos.

El test de Rorschach o análisis de las manchas de tinta, es un test proyectivo que trata de orientar al seleccionador sobre el funcionamiento psíquico del entrevistado. Se publicó por primera vez en 1921 y en la actualidad muchos psicólogos ponen en duda su validez.

La finalidad del test es evaluar la personalidad a través de la interpretación de 10 láminas en las que aparecen diversas figuras formadas por manchas de tinta simétricas. Estas figuras son ambiguas y no presentan una estructura definida, hecho por el cual pueden interpretarse de diferentes maneras. En el test el psicólogo pide al entrevistado que le explique qué ve en las manchas, haciéndose una idea de posibles rasgos de la personalidad, en función de la respuesta.

Algunos criterios utilizados para evaluar esta prueba son los siguientes:

  • Tiempo de latencia: cuanto tiempo tarda el individuo en dar la primera respuesta a la interpretación de la lámina.
  • Posición: cómo coloca la lámina (90º, 180º de rotación )
  • Localización: dónde lo ve, en un detalle de la mancha, en toda la mancha, en el espacio blanco, etc,..
  • Forma: percibe cosas generales o visualiza detalles
  • Movimiento: si lo que ve está quieto o se mueve por sí mismo o animado por una fuerza
  • Color: si hace referencias al color, lo que indicará que pueden diferenciarse texturas, profundidad,…
  • Categorías: si lo que ve corresponde a figuras humanas, animales, plantas, paisajes, objetos sexuales,…