Fonoaudiología

Área que se encarga de la promoción, evaluación, diagnóstico e intervención de la comunicación, voz, motricidad orofacial y de alimentación oral, en niños y adolescentes con desarrollo típico, retraso del desarrollo psicomotor, trastornos de la comunicación (Trastornos del lenguaje y del espectro autista) y alteraciones neuromotoras. El equipo trabaja directamente con los padres, cuidadores y otros profesionales para que los niños desarrollen su máximo potencial comunicativo.

Terapia tradicional fonoaudiológica basada en los niveles de desarrollo lingüísticos de contenido, forma y uso. Se fomenta las habilidades comunicativas, entregando, por ejemplo, estrategias para ampliar la longitud de oraciones, incrementar el vocabulario o mejorar la comprensión del lenguaje.

Es un enfoque de desarrollo, creado por el Dr. Stanley Greenspan, que destaca el rol de la experiencia emocional en la integración tanto de los sentidos como del sistema motor. A través de la experiencia interpersonal, las emociones pueden guiar el interés del niño en el mundo, permitiéndole crear una vida mental interior. Esta metodología promueve la comunicación, el pensamiento reflexivo y la resolución de problemas sociales de forma organizada, a través de 3 estrategias puntuales; seguimiento del interés, desafío y expansión del desafío.

Es un modelo de práctica clínica integral que enfatiza la terapia individualizada basada en el análisis del movimiento; comprende un conocimiento profundo del sistema de movimiento humano, incluyendo la comprensión del desarrollo típico y atípico, y la experiencia en el análisis del control postural, el movimiento, la actividad y la participación a lo largo de la vida. En el campo de la fonoaudiología, se utiliza como estrategia terapéutica para promover la comunicación e intervenir en las alteraciones de la alimentación y deglución.

Es un acrónimo para “Restructuring Oral Muscular Phonetic Target”s, que tiene como significado en español “Puntos para la reestructuración de objetivos fonéticos musculares orales”. Se trata de un enfoque multidimensional de los trastornos de la producción del habla, que abarca no sólo los aspectos físico-sensoriales del rendimiento motor, sino también sus aspectos cognitivo-lingüísticos y socio-emocionales. Está pensado como un programa para desarrollar las habilidad motoras orales en el desarrollo del lenguaje, que ocurre durante la interacción, más que como una técnica específica para producir los sonidos individuales / fonemas.

Es la entrega de oportunidades especializadas de juego y exploración a los niños, desde sus primeros meses de vida, que promueven el desarrollo de forma global; tanto del área motora, como socioemocional y cognitiva-lingüística. Su importancia radica en su influencia directa en la formación de redes neuronales, sobre todo dentro de los primeros 5 años de vida. Se plantea como estrategia en todos  los niños, para potenciar al máximo su desarrollo.